Fotografía de Producto: Las 7 Claves del Éxito (2020)

Hoy te daremos las 7 claves del éxito en la fotografía de producto 2020.

Con estas 7 claves hoy aprenderás:

  • Qué es una fotografía de producto
  • Cómo hacer una fotografía de producto
  • Accesorios para realizar fotografía de producto
  • Y mucho más

Comencemos.

 

Actualmente la fotografía de producto es uno de los elementos de mayor importancia dentro del mundo de la publicidad y el marketing digital. A medida que la tecnología avanza y las tiendas online crecen rápidamente, cada vez más vendedores en línea muestran sus productos con la finalidad de venderlos.

Cuando decimos que una imagen vale más que mil palabras, estamos hablando que las imágenes de un producto dan vida a nuestra primera impresión. Y es que además de transmitir valor y confianza, la fotografía de producto es clave al momento de navegar y eventualmente realizar una compra en un sitio online. 

La fotografía de producto no es nada sencillo, hasta los productos más simples requieren de equipos profesionales, un lugar adecuado, la iluminación ideal, entre otras cosas. 

Lo más recomendable es siempre acudir a profesionales de la fotografía de producto; sin embargo, sabemos que no todos pueden permitirse el lujo de invertir en un estudio de fotografía profesional, en especial cuando se está comenzando un proyecto online y los recursos son limitados. 

Por eso aquí os dejamos una lista fácil de las 7 claves del éxito en la fotografía de producto, ejemplos reales de fotos de productos y mucho más.

¿Qué es la fotografía de producto?

La fotografía de producto es un género dentro de la fotografía profesional el cual se encarga de registrar y capturar imágenes de productos con la finalidad de ser vendidos.

En el mundo de las ventas por internet, una pésima fotografía de producto puede arruinar la reputación de una empresa; por lo tanto, lo más recomendable es contratar profesionales con la habilidad de transmitir la calidad y características del producto a través de la imagen. 

Las 7 Claves del Éxito en la Fotografía de Producto

 

  1. Atrévete a usar la cámara de tu SmartPhone

 

¡Sí! A no ser que ya tengas una cámara fotográfica de alta gama, haz uso de tu teléfono móvil, hoy en día es totalmente aceptable hacer fotografía de producto con la cámara de un SmartPhone.

Años atrás, los teléfonos móviles con cámaras fotográficas tenían una resolución menor a 4 megapíxeles, lo que complicaba mucho realizar la fotografía de producto, ya que se dejaba de percibir muchos elementos importantes perjudicando la calidad de la fotografía.

Hoy en día esto ha cambiado, y es que desde el lanzamiento de teléfonos inteligentes más modernos como el iPhone 7, Google Pixel y Samsung Galaxy S5, que cuentan con lentes de 12MP y 13MP, además de un sin fin de configuraciones de “temperatura”, entre otras, es posible realizar este tipo de fotografía optimizando las fotografías con diferentes tipos de luz en los que podrían disparar.

Aquí tenemos una espectacular fotografía de producto tomada con un iPhone 4s y la ayuda de una lámpara de escritorio.

  1. Un Trípode te ayudará a tener consistencia

 

No está mal sostener la cámara en la mano para un par de fotografías de producto, pero conforme crece el negocio se requieren muchas fotografías, lo que dificulta mantener una consistencia al estandarizar la orientación de cada producto fotografiado a mano.

Un trípode será tu mejor aliado para garantizar la consistencia y la calidad de tus fotografías de producto, sitios en internet, como Amazon, te ofrece una gran variedad de trípodes a precios muy accesibles.

Tripode tradicional o Tripode flexible?

El trípode tradicional puede extenderse aproximadamente a más de 1.5 metros de altura mientras que el trípode flexible puede llegar a 40 centímetros de altura, y dada su condición, puede doblarse para lograr el ángulo deseado de la cámara.

Al momento de comprar tu trípode, ten en cuenta el modelo de tu cámara o teléfono móvil para así asegurarte que estás comprando el accesorio correcto para realizar tu fotografía de producto.

  1. La iluminación adecuada

 

La iluminación es un factor determinante dentro del mundo de la fotografía, y en el caso de la fotografía de producto, las imágenes deben resaltar las características del producto tales como materiales del producto, colores, tamaño, calidad, entre otras.

Existen ciertos tipos de luz que pueden mejorar (o dañar) la fotografía de producto; además, se necesitan distintas configuraciones de iluminación para los diferentes productos. Recuerda nunca debemos subestimar a los clientes quienes tienen una mayor percepción de la imagen debido a su necesidad de compra.

Para fotografiar el producto con un fondo blanco, la mayoría de los fotógrafos usan una caja blanca. También conocido como estudio portátil, esta caja puede incluso improvisarse con un poco de creatividad.

Es posible encontrar varios modelos en el mercado. Algunos incluso le permiten cambiar el color de fondo. A pesar de la nomenclatura, algunos productos se ven mejor cuando se aíslan en un fondo más oscuro.

 

  1. El lugar adecuado

 

Un lugar adecuado es todo aquel donde exista la presencia de luz natural, mejor conocida como luz solar o luz suave.

Una habitación con ventanas al lado de una pared es perfecta. Cuanto más grande sea la ventana, más luz natural entrará. Estar más cerca de la ventana creará una luz más suave con sombras más oscuras y suaves. Estar más lejos dará una luz más uniforme, pero con sombras más claras y nítidas.

El sol proyecta un rango de luz más grande y suave que, por ejemplo, una lámpara que brilla directamente sobre el producto. 

 

La fotografía de producto con luz natural debe darse bajo las siguientes circunstancias:

 

El producto es de exterior y debe fotografiarse afuera de un estudio o caja de luz.

El producto se usa con una persona (las personas tienden a verse mejor con luz natural).

Estás tratando de enfatizar el entorno del producto, en lugar de los atributos específicos del producto.

A continuación se muestra una atractiva foto de producto tomada con luz natural. El sol que entra por la izquierda ilumina perfectamente el maletín, mientras proyecta una suave sombra en las piernas del hombre que lo lleva para enfatizar el producto.

 

  1. Toma una gran variedad de imágenes

 

¡No te detengas en una sola fotografía por cada producto! La fotografía de producto debe simular en los clientes la sensación de mirar, tocar o probar el producto. Por eso te aconsejamos capturar una gran variedad de imágenes para simular esta experiencia.

Si estás fotografiando camisas, por ejemplo, captura la prenda sola, es decir, extendida sobre una superficie blanca, así como en un maniquí cuyo color contrasta con el color del producto.

Luego, para fotos adicionales, modela la prenda en una persona, permitiéndole tomar varias fotos del producto desde diferentes poses y ángulos.

 

  1. Edición de fotos

 

El proceso de edición de la fotografía de producto es muy delicado y debe prestarse la máxima atención a los colores y contrastes, variaciones de tonos y tamaños, ya que esto puede ocasionar quejas por parte del cliente e incluso hasta llegar a problemas legales.

Por supuesto, debemos hacer todo lo posible para mejorar las cualidades del producto. Sin embargo, el tema no se puede cambiar demasiado y del mismo modo, no es recomendable utilizar editores de imágenes para eliminar defectos en el acabado o modificar la escala del producto.

 

Algunas recomendaciones aceptables de edición pueden ser:

 

Recorte de sombras;

Modelos de retoque, siempre que no alteren el producto;

Ajuste de contraste, siempre que no cambie el tono del producto.

 

Conclusión 

La fotografía de producto es un segmento muy amplio del mercado. Los fotógrafos profesionales pueden encontrar numerosas oportunidades y nichos en este campo.

Esto se debe a que la gran mayoría de los consumidores de la actualidad no realizan compras sin antes hacer una búsqueda en línea. Y, en estas circunstancias, tener imágenes del producto se convierte como algo indispensable para cualquier sitio online.

El objetivo de la fotografía de producto es transmitir el valor, la calidad, el concepto de un artículo. ¡En esta guía ha aprendido más sobre sus tipos y ha encontrado consejos para producir estas imágenes de principio a fin!

Por último, no se sienta obligado a invertir en todos los accesorios de una sola vez. Aplica estos consejos fotográficos de productos progresivamente para ver qué hace que su tienda se vea más presentable y cambie su enfoque a medida que sus habilidades fotográficas mejoren.